En este momento estás viendo Cómo funcionan los termostatos Wi-Fi

Cómo funcionan los termostatos Wi-Fi

Imagínese entrar en su casa después de una agotadora jornada de trabajo y ser recibido por una casa perfectamente climatizada. O salir de casa a toda prisa y que el aire acondicionado se apague automáticamente.

No es broma, puede lograr este nivel de comodidad con los termostatos Wi-Fi. Automatizan el clima de su hogar u oficina, todo mientras ahorra energía y le brindan acceso remoto desde su teléfono. Con este dispositivo inteligente puede configurar fácilmente un horario diario/semanal o revisar la temperatura de su espacio cuando está ausente. Además, puede monitorear y mantener los niveles ideales de humedad e incluso realizar un seguimiento del uso de electricidad.

¿Cómo funcionan los termostatos Wi-Fi?

Los termostatos Wi-Fi conectan su aire acondicionado a Internet, lo que le permite controlar la temperatura de su espacio de forma remota usando su teléfono.

Los termostatos Wi-Fi detectan la temperatura del ambiente y envían una señal a su equipo de aire acondicionado para realizar los cambios mientras se encuentre dentro del horario preestablecido. Si detecta que la temperatura sube por encima del límite establecido, enviará una señal al receptor para que baje la temperatura. ¿Muy frío? Lo volverá a subir para mantener la configuración deseada.

También puede cambiar la configuración de su termostato Wi-Fi usando su teléfono. Puede fijar su temperatura y nivel de humedad preferidos, definir su horario, ver el historial de uso y mucho más. Cuando ingresa una configuración usando una aplicación móvil, esa entrada se transmite a través de su red Wi-Fi al termostato, que luego envía la señal a su equipo de aire acondicionado.

Los modelos avanzados de termostatos Wi-Fi también tienen capacidades de aprendizaje. Aprenden qué temperatura le gusta en diferentes momentos del día en función de si está en casa o fuera y luego diseñan un programa de climatización adaptado a sus necesidades.

¿Pueden funcionar los termostatos inteligentes sin conexión WI-FI?

Un termostato Wi-Fi no requiere una conexión a Internet para monitorear y mantener la temperatura de su espacio. Sin embargo, su acceso a otras funciones estará limitado. Por ejemplo, no podrá controlar de forma remota su aire acondicionado desde su teléfono ni usar funciones como la programación. Solo podrá ajustar la configuración localmente.

¿Funcionará un termostato inteligente con el sistema de cableado actual?

Al igual que otros tipos de termostatos , un termostato Wi-Fi debe estar conectado al sistema eléctrico para tener un suministro continuo de energía. Para verificar si su sistema es compatible con su termostato Wi-Fi, apague su termostato actual y retire su panel frontal. Verifique su parte trasera donde está conectado el cableado. Compruebe si hay un cable con la etiqueta C-wire y R-wire. Si es así, usted mismo lo puede instalar. Sin embargo, si no tiene esos cables, puede llamar a un técnico para que lo instale. Algunos termostatos también vienen con un adaptador en la caja.

¿Cómo funcionan los sensores remotos con los termostatos Wi-Fi?

Un termostato Wi-Fi solo puede detectar la temperatura del espacio en la que está instalado. Los diferentes espacios tienen diferentes requisitos de temperatura. Por lo tanto, climatizar su espacio en función de una lectura de temperatura puede afectar sus niveles de comodidad. 

Aquí es donde entran en juego los sensores remotos. Los sensores remotos se pueden instalar en distintos espacios y conectarlos a su termostato Wi-Fi. Su termostato usará la lectura promedio para mantener un ambiente cómodo. 

¿Todos los sistemas operativos de los teléfonos son compatibles con los termostatos Wi-Fi?

Por lo general, la mayoría de los sistemas operativos (OS) de Android y Apple funcionan bien con termostatos Wi-Fi. Sin embargo, si su teléfono tiene un sistema operativo diferente, deberá comunicarse con el fabricante de su termostato para verificar la compatibilidad

¿Cuál es la mejor ubicación del termostato en su espacio?

La ubicación ideal del termostato es en el centro de su espacio, lejos de la luz solar directa. Debe evitar colocarlo cerca de puertas y ventanas para evitar que las corrientes de aire afecten las lecturas.

La colocación incorrecta puede afectar el rendimiento de su termostato.